domingo, 23 de abril de 2017

Reseña #46: Desconexión, Neal Shusterman

¿Os acordáis cuando hace un mes dijimos que iba a haber una entrada todos los domingos? ¿En serio os lo creísteis? A ver, que no os quiero llamar pringaos ni nada, yo entiendo que la convicción con la que lo escribimos era muy creíble, pero a estas alturas ya deberíais saber de qué pie cojeamos Be y yo (e ir pensando en regalarnos una silla de ruedas). Aunque no todo van a ser lamentos, os prometo que la espera merece la pena; después de unas cuantas lecturas más que satisfactorias ya tocaba una de decepción, así que esta entrada va de poner verde a Desconexión de Neal Shusterman.

Si los que habéis leído esta novela seguís la tendencia de la media supongo que querréis sacarme los ojos para aplastarlos muy fuerte, y es que, tras examinar a conciencia la primera página de resultados de Google, no he podido encontrar ni una mala reseña de esta lectura. Desconexión es una novela juvenil de esas que se llevan tanto ahora, narra una aventura que pretende ser intensa, con amor, violencia y hormonas, ambientada en un mundo distópico, cruel y angustioso, en el que no te gustaría vivir pero donde, sin embargo, te imaginas haciéndolo. Este tipo de universo ha sido tan explotado en los últimos años que parece imposible que alguien se pueda sacar de la manga algo diferente. Hemos visto enfermedades que amenazan con extinguir la raza humana, revoluciones con sponsor publicitarios y sociedades estructuradas en sistemas de castas inverosímiles donde el control mental, los experimentos macabros y los seres de otro planeta son posibles. Con todo esto, ¿cómo nos podía sorprender Neal Shusterman? El autor quiso intentarlo pero no se la jugó mucho: escogió algunos temas polémicos en voga, como el aborto o el fanatismo religioso, para exagerarlos y encajarlos otra vez, un poco apretaditos, en el mundo del que habían salido.

Según las opiniones que circulan por ahí este libro promete una historia cruda y original con personajes reales, críticas políticas y sociales abordadas sin pelos en la lengua, acción trepidante y unas cuantas exageraciones más. Aunque es cierto que el argumento invita a reflexionar, para mí Shusterman se ha quedado a medias. Quizás estamos tan sobresaturados de novelas distópicas que vemos cualquier pequeña variación dentro del argumento típico como una muestra de originalidad incalculable. Aunque también puede ser, lo más probable, que después de tanta comida de oreja la influencia de las masas ya nos llegue directa al cerebro.

Sinopsis

¿Qué harías si decidieran desconectarte? Connor, Risa y Lev tal vez consigan escapar..., pero ¿sobrevivirán? Tres vidas distintas. Una ley implacable. Un único final. Solo si llegan a los dieciocho podrán evitarlo. La Segunda Guerra Civil de Estados Unidos, también conocida como «Guerra Interna», fue un conflicto prolongado y sangriento que concluyó con una resolución escalofriante: la vida humana se considerará inviolable desde el momento de la concepción hasta que el niño cumpla los trece años, entre los trece y los dieciocho años de edad, sin embargo, los padres pueden decidir «abortar» a su hijo de modo retroactivo... con la condición de que el hijo, desde un punto de vista técnico, no muera. Al proceso por el cual se acaba con él al mismo tiempo que se le conserva con vida se le llama «desconexión». Actualmente, la desconexión es una práctica frecuente y socialmente aceptada.



Neal Shusterman era un señor que hasta hace unos años pues ni fú ni fá, lo conocían allí en su USA natal y poco más. En 2006 empezó a sonar algo en España con la publicación de Everlost, la primera parte de una trilogía homónima ambientada en un mundo imaginario donde todo lo que se olvida puede ser posible. Al año siguiente llegó Desconexión (2007), que resultó ser miembro de una familia numerosa. En este aspecto he de reconocer que la obra sí resulta original, ya que contra todo pronóstico no se trata de una trilogía ... ¡sino de una cuatrilogía! A la novela le siguieron sus hermanas Reconexión (2012), Inconexión (2013) y Conexión (2014). 


domingo, 2 de abril de 2017

Reseña #45: Nos4a2, Joe Hill

Me imagino que como esta semana no os ha dado por leer el blog, entre otras cosas porque no ha habido entrada, estaréis hambrientos de literatura. Aunque también me imagino que todavía hay lectores interesados en nuestra vida y milagros y que dentro de mi colchón no hay espuma sino billetes de los moraditos… Pero bueno, fantasías aparte, hoy os traigo algo interesante, una novela de vampiros sin vampiros. 

Estaba yo tan confiada después de haberme acabado tres libros seguidos que decidí escoger mi siguiente lectura sin echarle un ojo a la sinopsis, así, a lo loco. Me llamó mucho la atención el título de esta novela, Nos4a2, que parece prometer vampiros y ¿operaciones matemáticas? Cuando iba por la mitad del libro, me di cuenta de mi terrible, terrible error. Si bien aparece alguna criaturita que se puede asemejar, muy de lejos, a los clásicos chupasangres, no hay colmillos, ni brilli brilli ni outfits de diva. Sin embargo, lejos de llevarme una decepción, considero que esta novela fue un agradable descubrimiento, distinto a lo que esperaba pero bastante sorprendente.

Seguro que el nombre del autor, Joe Hill, os suena, ya que poco a poco ha ido subiendo de estatus dentro del género terrorífico, y ojo, que no ha sido solo por ser  hijo del archiconocido Stephen King. De hecho, aunque el escritor admira mucho a su padre, quiso desvincularse del apellido King para ser aceptado en el mundo literario por sus propios méritos y no por un legado familiar. A los 12 añitos publicaron una historia suya en The Bangor Daily News; el propio Joe reconoce que no era muy buena aunque destacaba entre las páginas del diario quizás por el pie: “Joseph King es el hijo del novelista más vendido, Stephen King”. A partir de ese momento el chico de Maine supo que si quería ganarse las habichuelas sin deberle nada a papá tendría que firmar sus obras con un pseudónimo. Joe Hill nace como una forma abreviada de su propio nombre (Joseph Hill King), que a la vez hace referencia al músico y activista sindical de mismo nombre ejecutado en 1915.

Hill hizo algún pinito literario dentro del género de fantasía, pero como parece ser que la cosa no cuajó bien se pasó al terror. En 2005 apareció Fantasmas, una espeluznante colección de relatos cortos que el autor había ido publicando en revistas literarias hasta la fecha. La obra tuvo gran acogida y ganó varios premios, preparando el terreno para la primera novela de Joe, El traje del muerto (2007). El éxito cosechado con esta obra no estuvo nada mal para un autor novel, ya  que escaló hasta puestos muy alto en las listas de bestseller. Ya demostrado que no era del todo malo en lo suyo, Hill hizo pública su auténtica identidad. Años después, en 2010, vería la luz otra novela que fue llevaba al cine con Daniel Radcliffe como protagonista, Cuernos.

Puede que la forma de escribir de Joe Hill recuerde a veces a la de su progenitor, pero lo raro es que algún escritor de novelas de terror no se parezca en algo a King, el gran influencer de lo sobrenatural. El segundo de los niños King tiene un toque personal que no deja indiferente, y es que ya lo dijo su padre en el prólogo El Resplandor, Joe Hill esplende.

Sinopsis

VEN A CHRISTMASLAND
 ¿Qué darías por una entrada válida para toda la vida a un lugar donde cada mañana es Navidad y la infelicidad va contra la ley? ¡No renuncies a lo maravillosos! ¡No renuncies a tus sueños! ¡Buscamos personas ambiciosas a las que les gusten mucho los niños y sin miedo a la aventura!
 Victoria McQueen tiene un don especial para encontrar cosas: una pulsera extraviada, una fotografía perdida, las respuestas a preguntas incontestables. Con su bicicleta puede atravesar un mágico puente que, en cuestión de momentos, la lleva adonde necesita ir, ya sea al otro lado de Massachusetts o al otro lado del país. Charles Talent Manx también tiene su propio don: sabe manejar a los niños. Los lleva a dar un paseo en su Rolls-Royce de 1938 con la matrícula NOS4A2 (Nosferatu). Con su viejo coche puede salir sin problemas del mundo cotidiano hacia las carreteras ocultas que los transportarán al asombroso —y terrorífico— paraíso de la diversión que él llama «Christmasland». Y entonces llega el día en que Vic sale en busca de problemas… y encuentra a Manx.


Bueno, ahora que he leído la sinopsis, me doy cuenta de que en el libro no parece haber muchos vampiros.... Estúpida y sensual portada. Y es que ese Nos4a2 despista. Nosferatu es una palabra que ya empleó Bram Stoker en su Drácula achacándole raíces rumanas. Aunque el origen del vocablo es incierto y parece ser más una creación literaria que otra cosa, desde entonces se ha asociado a esos tipos de colmillos largos.

Y para rellenar un poco de espacio, ¿sabéis que Joe Hill hizo sus pinitos como actor? Cuando tenía 8 años apareció en la película Creepshow de George A. Romero, que fue  escrita por su padre. Parece ser que el ser un showman no encajaba muy bien con el pequeño King y decidió seguir la tradición familiar, al igual que su hermano menor Owen (y su madre, y su cuñada, y puede que su perro), y dedicarse a la escritura.



domingo, 19 de marzo de 2017

Reseña #44: Mi silencio habla de ti, Holden Centeno

¡Bienvenidos grumetes! Gracias por elegir el Barco de Caronte un día mas. La duración de nuestro viaje depende de la agilidad mental de su cerebro. Le ruego tome asiento y se rodee de refrescos y dulces para una experiencia mas agradable. Muchas gracias por su atención.

Una vez que he hecho gala de mi complejo de azafata, me pongo seria para  hablaros de uno de mis autores favoritos, Holden Centeno. Y es que si Holden escribiera el manual de instrucciones de mi televisión, lo leería porque seguro que hasta eso lo haría bien. Me encantan sus relatos, lo que cuenta pero sobre todo como lo hace. Para mi, lo que hace especial a este autor es su manera de escribir y espero que si no lo conocéis, vayáis a hacerlo.

Sinopsis

Jamás pensé que mi silencio
sería capaz de decir algo.
Estaba equivocado. Habla de muchas cosas,
pero todas me llevan a la misma persona.
¿Has sentido alguna vez
una catarsis, una fuerza descomunal
provocada por alguien?
Mi silencio habla de ti
y espero que este libro,
de alguna manera, te cambie la vida.

El fenómeno Holden Centeno comenzó cuando después de haber ganado miles de seguidores en el blog donde escribía relatos, las editoriales comenzaron a interesarse por el autor. Tras escribir “La chica de los planetas” y “365 días con la chica de los planetas”, vuelve con “Mi silencio habla de ti”. Un libro muy especial que viene acompañado por las ilustraciones de José Luis Algar.

“Soy Holden Centeno y esta es la historia de una catarsis. Hubo un tiempo en el que pensaba que sería inmortal mientras leyeran las palabras que escribo. Estaba terriblemente equivocado. Soy inmortal gracias a una persona que se cruzó en mi vida. Puedo asegurar que eso es lo único destacable de mi biografía”. Normalmente aquí es cuando os cuento cosas la mar de interesantes sobre los autores pero dado que el Señor Holden es un misterio con patas, me he tenido que servir de sus propias palabras.

domingo, 12 de marzo de 2017

Reseña #43: El psicoanalista de John Katzenbach

Hola, sardinillas en lata. Hoy me toca a mí traeros una reseña un poco a regañadientes, porque todos sabemos que los domingos son los días sagrados del holgazaneo y me da un poco de palo eso de arder en el infierno, que queréis que os diga. Todo sea por cumplir lo que prometimos a medias hace dos entradas y seguir navegando en nuestro barquito.

El libro del que quiero hablaros es El psicoanalista de John Kkkattzzzchh, Kkaatzsbas, Kha’zix, Katniss Everdeen, perdón Katzenbach. Este señor estadounidense con nombre tan poco americano es periodista y compagina su trabajo con la escritura. El bueno de John es conocido por sus thriller psicológicos y aunque puede que la novela que aquí os voy a reseñar sea la más famosa también tiene otras, porque sino vaya porquería de autor de bestseller, ¿no? Voy a mencionar algunas que fueron adaptados al cine y cuyo guión fue redactado también por el propio Johnny; os hablo de La guerra de Hart, protagonizada por Bruce Willis, o Juicio Final, que cuenta con Sean Connery en su reparto. Como dato diré que no he visto ninguna de estas películas.

Yo no he sido nunca mucho de thriller ni de novelas policíacas, pero como últimamente estoy algo dispersa, necesito estímulos fuertes para recuperar mis hábitos de lectura. Este tipo de libros se caracterizan por su ambiente de suspense y tensión, ayudando a que el lector quiera mantener los ojos pegados en el papel hasta la última página… o al menos en teoría. Vamos a ver si El psiconalista ha conseguido este propósito.

Sinopsis

"Feliz cumpleaños, doctor. Bienvenido al primer día de su muerte." Así comienza el anónimo que recibe Frederick Starks, psicoanalista con una larga experiencia y una vida tranquila. Starks tendrá que emplear toda su astucia y rapidez para, en quince días, averiguar quién es el autor de esa amenazadora misiva que promete hacerle la existencia imposible. De no conseguir su objetivo, deberá elegir entre suicidarse o ser testigo de cómo, uno tras otro, sus familiares y conocidos mueren por obra de un asesino, un psicópata decidido a llevar hasta el fin su sed de venganza.

Esta sinopsis es un buen resumen del argumento de todo el libro, porque a pesar de sus 574 páginas la novela es bastante lineal en cuanto a historia se refiere. Hay pocos acontecimientos secundarios y desvíos de la trama principal. Básicamente lo único que se nos relata a lo largo de las páginas de El psicoanalista son las idas y venidas y los esfuerzos de Frederick Starks por conocer la identidad del autor de la extraña carta.

Como dato curioso, la Wikipedia nos cuenta que la madre de Katzenbach era psicoanalista, pero no he encontrado en ninguna fuente referencias a si ella influyó o ayudó en algún aspecto de la novela.